«Ningún país de la UE se va a salvar de la crisis del coronavirus si está solo»

La pandemia del coronavirus y la crisis económica que lleva de la mano suponen un desafío inédito para la Unión Europea en el que ésta se juega su propia razón de ser. Vincenzo Amendola, ministro para Asuntos Europeos del Gobierno italiano, mantiene su optimismo pese a las señales poco esperanzadoras por parte de Bruselas de los últimos últimos días y pide a los líderes de los Veintisiete que respondan a este «pasaje crucial de la historia» no quedándose sólo en «la contabilidad, las normas o los problemas burocráticos».

La recesión económica provocada por el Covid-19 se va a notar en todo el Viejo Continente, por lo que «todos los países deben estar interesados en encontrar una solución común». «Nadie se va a salvar solo. La UE sólo aguanta si se afrontan juntos los desafíos», subraya Amendola en un encuentro telemático celebrado este lunes con los corresponsales extranjeros en Italia, entre ellos el enviado de este diario. «La crisis será dura en toda la UE. Es una situación extraordinaria que no se ha dado nunca en el pasado y exige soluciones extraordinarias. Hace falta un plan de unidad europeo».

El coronavirus plantea un desafío «para la solidez y la resiliencia» de los Veintisiete diferente a la crisis financiera de 2008 y 2009, porque esta recesión se ceba con «la economía real» y siembra de dificultades la oferta y la demanda a nivel mundial. «Ningún país, incluso los más fuertes, pueden responder solos. Hace falta una coordinación. En la UE más allá de la política monetaria del Banco Central Europeo todos juntos debemos pensar en instrumentos coordinados, en un plan de renacimiento para nuestras economías como el que ha planteado Paolo Gentiloni, comisario de Asuntos Económicos».

Directo | Así avanza la lucha contra el coronavirus

Amendola no desea polemizar con Holanda ni Alemania, los países de la UE contrarios a permitir una mayor flexibilidad en las cuentas de las naciones más afectadas por el coronavirus. «No pedimos que se comparta la deuda pública italiana, que es responsabilidad nuestra, sino que respondamos todos juntos a la recesión motivada por la pandemia. Si, como tememos, la crisis tiene cifras muy fuertes, ningún país podrá aguantar solo. Es mejor estar unidos y olvidarnos del lenguaje que se usó hace diez años con la crisis financiera», apunta el ministro para Asuntos Europeos italiano, optando por no comentar las palabras del jefe de Gobierno portugués, António Costa, que definió como «repugnante» la postura del Ejecutivo holandés.

A la pregunta de si teme un aumento del euroescepticismo en Italia y España, las naciones más afectadas por el coronavirus en el continente, Amendola responde dándole la vuelta al asegurar que ahora hay «quien pide más Europa» en estas circunstancias, incluso entre quienes antes «pensaban convocar referéndums» para salir de la UE. «Esta es nuestra comunidad de destino y no podemos vivir sin ella. No hay más que pensar en los riesgos que tendrían los países europeos si afrontaran esta crisis cada uno con su moneda nacional. No creo en el futuro de un Estado que recupera su soberanía contra otro», señala el ministro, que lamenta que la UE no se hubiera dotado de una política sanitaria común que habría mejorado la coordinación ante esta pandemia.

En Italia el coronavirus se acerca ya a los 100.000 contagiados, aunque la curva de infecciones parece que empieza a aplanarse. Lo asegura Silvio Brusaffero, presidente del Instituto Superior de la Sanidad, que reconoce que habrá que esperar a Semana Santa para ver datos positivos. En una entrevista publicada este lunes en el diario ‘La Repubblica’, Brusafferro insiste en que deben mantenerse las restricciones a la movilidad porque son la mejor manera de hacer frente a la pandemia.

Italia registró ayer más de 97.000 personas contagiadas, de las que 13.000 se han curado y 10.700 han muerto. En los últimos días se ha producido una ligera caída en la cifra de nuevos fallecidos e ingresados en las unidades de cuidados intensivos de los hospitales.

Leave a Reply