Las sanciones por incumplir el estado de alarma ascienden ya a 21.000 en la Comunitat

Los agentes se están quedando sin boletines de denuncia. Las fuerzas de seguridad del Estado y las policías locales han impuesto ya más de 21.000 sanciones a personas que incumplieron el confinamiento en las provincias de Valencia, Alicante y Castellón.

El goteo de detenciones también continúa. El número de arrestos por un delito de desobediencia asciende a 176 en la Comunitat Valenciana desde que el Gobierno decretó el estado de alarma, según informaron ayer fuentes policiales.

La delegada del Gobierno en la Comunitat, Gloria Calero, afirmó hace unos días que la insolidaridad «está teniendo y tendrá su respuesta», porque estamos en unos momentos cruciales que requieren «un esfuerzo colectivo y el cumplimiento escrupuloso del deber de quedarse en casa».

Entre los últimos individuos sancionados se encuentra un ciudadano hondureño que tosió a propósito sobre la cara de un policía local en la calle Salvador Almenar de Valencia. El individuo cerró luego la puerta de su casa, pero el agente ya lo había identificado y rellenó un boletín de denuncia.

Los hechos ocurrieron el viernes por la noche cuando la policía acudió al edificio para atender una reclamación vecinal por el ruido de una fiesta que celebraban el hombre multado y otras personas. Las mismas fuentes policiales señalaron que son ya doce los agentes de la Policía Nacional contagiados por Covid-19 en la Comunitat Valenciana.

Otras noticias de sucesos

Leave a Reply