El Valencia prepara una mejora del contrato de Gayà por tercera vez en los últimos cinco años

En el verano de 2014, se palpaba la tensión de Nuno y Rufete por la rebelión de Jeremy Mathieu. Juan Bernat había firmado por el Bayern de Múnich y el francés, en plena pretemporada en los campos de la central de Adidas en Herzogenaurach, se negó a entrenar porque quería firmar por el Barça. Por un problema muy serio que acabó concretándose cuando Mathieu se marchó previo pago de la cláusula de rescisión, Nuno encontraría a un joven de 19 años que se convirtió en el absoluto dueño del lateral izquierdo desde el inicio de la temporada. José Luis Gayà había llegado para quedarse y, casi seis años después, suma 223 partidos oficiales con la camiseta del Valencia.

El Valencia ya prepara la negociación para estirar el contrato de Gayà, que expira en 2023. Atar al alicantino es un objetivo prioritario para el club, que en los últimos meses zanjó las renovaciones de Parejo, Jaume y Soler. El futuro de Gayà está sobre la mesa y las partes reconocen que todo se debería acelerar cuando finalice la crisis. Gayà, por cierto, se encuentra perfecto de salud después de superar los primeros 15 días de confinamiento estricto tras confirmarse que era uno de los contagiados de la plantilla valencianista.

Si César Sánchez y los agentes de Gayà llegaran a un entendimiento, sería la tercera renovación de Gayà desde que se asentó en el primer equipo. Salvo (2015) le mejoró el contrato por el interés del Madrid y Murthy (2018) amplió la vinculación del alicantino hasta 2023. Gayà mejorará su ficha (trato de líder) y va camino de convertirse en un futbolista de época. Ahora mismo, el valencianista es el segundo lateral zurdo más valorado del mundo (50 millones de euros).

Leave a Reply