Los autónomos, sin trabajo y sin permiso retribuido

La indignación de los autónomos va ‘in crescendo’. La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) considera que el endurecimiento de la paralización de la actividad económica aprobado este domingo por el Gobierno va a ser el remate definitivo para muchos trabajadores por cuenta propia que ya estaban asfixiados por esta crisis sanitaria y que ahora se verán abocados a echar el cierre. Así lo explicó su presidente, Lorenzo Amor, a este periódico, que muestra su total «desacuerdo» por esta decisión que no viene acompañada de medidas económicas para hacerla frente y que no tienen en cienta a los más de tres millones de trabajadores autónomos que hay en España.

Así, ATA subraya que las empresas han respetado y acatado «con responsabilidad» las propuestas sanitarias para acabar con el coronavirus, pero sostiene que reducir la movilidad aún más «va a generar un enorme impacto sin precedentes» en la economía española, especialmente en sectores como el industrial, a lo que la asociación suma el «completo desconcierto» entre los autónomos por las dudas que tienen sobre si pueden o no ejercer su actividad.

Aun así, lo que es «más grave» a su juicio es que esta vuelta de tuerca a la actividad económica «debería venir acompañada de medidas económicas que suavicen las pérdidas», algo que no sucede. «Los autónomos están al límite y están esperando al martes -último día del mes- para que se les pase la cuota de autónomos y los seguros sociales de sus trabajadores», a pesar de tener «la cuenta a cero y sin posibilidad de hacer nada«, denunció Amor.

«Somos conscientes de que hay que quedarse en casa, pero igual que se asegura el sustento del trabajador, deberían mirar por el mantenimiento de la actividad que crea ese puesto de trabajo. No pueden abandonarnos más», se lamentó el presidente de ATA, quien considera que esta repentina parálisis de la actividad lo que supone es «una traba más» para que los autónomos puedan acogerse a un ERTE y no puedan cobrar la prestación por cese de actividad, lo que les obliga a concederles a sus empleados un permiso retribuido.

«Ayer nos prohibían despedir y vertían dudas y sospechas sobre los que crean empleo. Mañana muchos autónomos les prohíben trabajar y no tendrán permiso retribuido ni ayuda», explicó Amor, quien tiene «claro» que «el Gobierno tiene perdido el rumbo en materia económica y nos dirige hacia una desgraciada situación». «Difícil va a ser la recuperación y muchas empresas y autónomos van a quedar en el camino. O cambian rumbo o vamos a la deriva y a la ruina», aseguró.

Leave a Reply