El corazón de la lucha contra el coronavirus

Ifema se ha convertido en un símbolo del tiempo en el que vivimos. Representa por un lado la dimensión de la amenaza del COVID-19 al que nos enfrentamos y a su vez la titánica e implacable respuesta que están dando nuestros médicos, enfermeros, técnicos, cuerpos de seguridad del estado, militares, bomberos y voluntarios para protegernos de el. Todos a una, dejando de lado sus diferencias y unidos contra un enemigo común para protegernos a todos. Han sido capaces de convertir un imposible en posible, levantar el mayor hospital de España desafiando a toda lógica humana conocida en menos de una semana. Un símbolo, un ejemplo y una inspiración para toda la sociedad española donde se nos demuestra que vencer al virus es posible y más cuando todos estamos unidos.

En los pabellones 5, 7 y 9 de Ifema al igual que en todos los hospitales, centros de salud y triajes de España nuestros médicos y enfermeros luchan por cada vida de las víctimas del COVID-19 hasta el último momento, sin dar nada por perdido, salvando vidas y poniendo las suyas en riesgo. Un sacrificio que el resto de la sociedad española nunca podremos agradecer lo suficiente a lo largo de la historia y que, a cambio, solo nos piden un gesto sencillo como es, que nos quedemos en casa.

Estas fotografías reflejan sólo una mínima parte de todo vuestro sacrificio y del gran riesgo que asumís para cuidarnos a todos. Una labor heroica que tiene que ser mostrada y documentada por los medios de comunicación de forma libre y plural para que todos seamos conscientes de la gran amenaza a la que nos enfrentamos y testigos de vuestro esfuerzo sobrehumano.

Vivimos un momento que debe ser inmortalizado para salvaguardar la memoria de los que nos dejaron, dar testimonio del compromiso de los que nos defendieron en primera linea de la pandemia y documentar un relato plural de lo sucedido para que todos los españoles sigamos aplaudiendo orgullosos y unidos a nuestros heroes.

El pabellón 5 del hospital de Ifema es un espacio de tránsito construido durante los primeros días de la construcción del hospital para hacer frente a la crisis. Esta zona se cerrará a lo largo de los próximos días una vez esté terminado los pabellones 7 y 9 del hospital.

Un grupo de enfermeros, técnicos y médicos del SUMA reciben instrucciones de los coordinadores del hospital de Ifema antes del cambio de turno. El hospital de IFEMA se ha convertido en un símbolo de unidad en la lucha contra el COVID-19. Construido en menos de una semana tiene capacidad para albergar 1300 camas y podría llegar a 5000 puestos de hospitalización.

Un técnico de salud limpia todo el material médico usado en la zona sucia del pabellón 5 de Ifema. El nivel de seguridad de este espacio es el mismo que el del virus del Ébola, un nivel que se reducirá en los pabellones 7 y 9 a niveles más acordes de la peligrosidad del COVID- 19.

Un técnico de salud del SUMA traslada una silla de ruedas por la triage del pabellón 9 para el ingreso de un paciente con dificultades de movilidad. Esta zona de Ifema tiene ya listos 15 módulos de 50 puestos convencionales, 750 camas, y cuatro módulos de UCI, con 64 camas.

Una enfermera espera su turno para vestirse con los trajes de seguridad antes de entrar a la zona sucia del pabellón 5 del hospital de Ifema. Esta zona se han preparado 200 camas provisionales hasta la apertura de los pabellones 7 y 9.

Dos enfermeras cambian la bala de oxigeno de un paciente de COVID-19 en el pabellón 5 del hospital de Ifema. Miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME), bomberos y unas decenas de ingenieros, fontaneros en paro y autónomos voluntarios han instalado en 72 horas las tuberías de oxígeno, aire y vacío que permitirán tratar casos más graves en las instalaciones de Ifema.

Un enfermo ayuda a un médico a vestirse con el traje de seguridad antes de entrar a la zona sucia. Desde el comienzo de la crisis en España el virus ha dejado un reguero de 72.248 infectados confirmados, 5690 muertos y más de 12.850 recuperados.

Una enfermera atiende a un paciente de COVID-19. El complejo cuenta en los pabellones 7 y 9 con un total de 1.396 camas, 1.300 convencionales y 96 puestos de UCI.

Un médico trabaja en el pabellón 5. Si fuera necesario, el hospital de campaña tiene capacidad de crecer hasta las 5.000 camas y 500 UCI si fuese necesario.

Un enfermo ayuda a un médico a vestirse con el traje de seguridad y le escribe en el traje de protección. A Ifema llegan pacientes derivados desde los distintos hospitales y en función de un triaje pasan a un control de enfermería en función de su situación clínica.

Leave a Reply