Les Corts mantiene el pago de 300.000 euros al mes para los grupos políticos

Les Corts Valencianes cerraron a cal y canto el periodo ordinario de sesiones y activaron la Diputación Permanente tras el estado de alarma decretado por el Gobierno tras la crisis del coronavirus. Una de las medidas esenciales que se va a mantener –la orden publicada en el BOCV así lo señala– es el pago de 306.000 euros al mes en subvenciones a los grupos políticos.

Dos parlamentarios del hemiciclo autonómico fueron diagnosticados positivos, una noticia que aceleró los procesos para poner en marcha un operativo desde casa y a menor ritmo. La primera fue la portavoz de Vox, Ana Vega, que estuvo en Madrid en el acto de su partido. El positivo del dirigente nacional Javier Ortega Smith encendió las alarmas y tras Vega se diagnosticó un nuevo caso. Su compañero de bancada, el alicantino Miguel Pascual fue el siguiente positivo en Les Corts. En la Cámara autonómica, ante la situación creada, se activó el protocolo y la actividad quedó suspendid. Hasta ese momento hubo casi una vida normal al hilo de las declaraciones de los dirigentes políticos y la falta de previsión para hacer frente a la pandemia.

A partir de ahora, al Parlamento valenciano sólo se acudirá por causa mayor y con un operativo menor al habitual. Incluso se procurará que el personal de la Cámara necesario para dar cobertura a los pocos actos previstos en la agenda haga turno rotatorio para poder cubrir con garantías los servicios mínimos.

El pasado 20 de marzo se publicó en el Boletín Oficial de Les Corts la nueva orden de funcionamiento en la Cámara bajo el título: «Acuerdo de la Mesa de Les Corts Valencianes sobre la suspensión del actual periodo de sesiones y otras medidas de aplicación consecuencia del estado de alarma a la actividad de la Cámara». El objetivo es que aquellos servicios calificados de «esenciales» para la actividad parlamentaria se mantenga sigan vivos. Entre ellos el económico, que entre otras cosas firmará la nómina mensual de sus señorías –que mantendrán el plus de distancia de su domicilio a Les Corts aunque no irán a la sede parlamentaria– y el pago de las subvenciones mensuales a los grupos parlamentarios.

El servicio esencial de pago representa un desembolso mensual a los grupos parlamentarios de 306.000 euros al mes. Los partidos mantendrán el ingreso de la subvención porque en la orden publicada en el BOCV no figura en ningún caso que se vaya a realizar un ajuste por la excepcionalidad de la situación. Parte de ese dinero está destinado a pagar los sueldos del personal de confianza de los grupos pero otra parte importante se destina a un día a día que ahora mismo no existe. El acuerdo firmado por la Mesa de Les Corts incluyen tanto las ayudas ordinarias como las extraordinarias.

Los seis partidos políticos con representación en Les Corts –PSPV, Partido Popular, Ciudadanos, Compromís, Vox y Unides Podem– ingresan una asignación fija mensual de 10.500 euros de la caja del Parlamentos para hacer frente a sus gastos. A partir de esa base, se establecen unas aportaciones variables en función del número de representantes que tengan en la bancada.

Los ingresos variables se reparten en dos líneas. Por un lado, 1.400 euros al mes por cada uno de los diputados de cada grupo, y por el otro, una aportación de 1.056,26 euros al mes por cada parlamentario también para la contratación de personal. El gran problema es que muchos partidos, aunque una de las ayudas es finalista para pagar el sueldo de sus empleados, utilizan el dinero para otras cuestiones.

El PSPV, con sus 27 diputados, es el que más dinero ingresa al mes en variables: 37.800 euros a razón de 1.400 euros por cada representante y 28.518,48 para la contratación de personal en función del número de representantes. En total, entre aportación fija y variable, los socialistas valencianos ingresan de Les Corts 76.818 euros. El PP, gracias a sus 19 representantes ingresan cada mes de subvención 57.168 euros, de los que 20.068 euros van destinados a la contratación de personal.

El tercer partido con más representación en Les Corts es Ciudadanos, que tiene 18 parlamentarios e ingresa cada mes 54.712 euros y Compromís, con 17 diputados, percibe 52.256 euros al mes. Vox, que ha entrado por primera vez en el hemiciclo valenciano en esta legislatura, ingresa 35.062 euros al mes y Unides Podem, el grupo con menor representación en la Cámara valenciana, recibe 30.149 euros.

En el punto 4 del Plan de Contingencias para el Personal de Les Corts Valencianes dice: «Igualmente se considerarán servicios esenciales los necesarios para tramitar y resolver la gestión económica de los siguientes gastos: la nómina; las subvenciones ordinarias y extraordinarias a los grupos parlamentarios; los pagos periódicos a proveedores y otros que se determinen como inaplazables por la Secretaría General». Por todo ello, la Mesa de Les Corts aprobó la presencia del personal del servicio económico y funcionarios necesarios para llevar a cabo todos estos pagos. De momento, el pago de 306.000 euros se mantiene.

Leave a Reply