Exteriores prepara el retorno de otros 5.000 españoles varados en el extranjero

Hasta 11.000 personas han logrado retornar a España desde el extranjero después de que sus viajes se vieran truncados por la crisis del coronavirus. El Gobierno prepara ya la repatriación de otros cinco mil españoles, que se espera que lleguen de forma escalonada a lo largo de la semana. Entre ellos, los cerca de 900 turistas que están varados en Italia desde el pasado 10 de marzo. Exteriores inició ayer las gestiones para su desembarco después de que este martes el Consejo de Ministros acordase una excepción a la prohibición de vuelos directos con el país transalpino para facilitar las repatriaciones.

Esta disposición, según confirmó el departamento que dirige Arancha González Laya, facilitará la asistencia a los más de 500 turistas que se han dirigido desde que estallese la crisis sanitaria a la embajada y los consulados italianos para que se les ayudase a volver a casa. A ellos se suman los 200 que llegaron ayer a Barcelona desde Civitavecchia, y otro grupo que viajó en autobús, también a la Ciudad Condal, desde Milán. Todos ellos, tendrán que guardar un periodo de cuarentena y serán vigilados por las autoridades sanitarias.

Exteriores interviene para facilitar los regresos de lugares remotos o cuyas comunicaciones con España se han suspendido por las restricciones de movimientos impuestas a raíz de la epidemia. Colombia, Perú, Argentina, Ecuador y República Dominicana centran en estos momentos los esfuerzos del Ministerio, al igual que El Salvador, Guatemala y Honduras. «No se va a dejar a nadie atrás» insistió González Laya.

Complicaciones

La ministra reconoció las dificultades que se están encontrando en algunos países, como India, que ordenó este martes el confinamiento para sus 1.300 millones de habitantes ante la expansión del COVID-19. «Esperemos poder acompañar a todos a volver, pero hay que ser conscientes de que hay lugares en los que es muy difícil acceder hoy», remarcó.

González Laya explicó que en España aún quedan unos 260.000 turistas por lo que el Ejecutivo trabaja con sus países de origen para organizar su «regreso ordenado».

Leave a Reply