El tráfico de pasajeros en los aeropuertos españoles se reduce un 97%

Paneles del aeropuerto de Madrid-Barajas.Paneles del aeropuerto de Madrid-Barajas.Ramón Muñoz

Aena congelará su plan de inversiones e implementará un plan de ahorro de costes con la renegociación de los contratos de servicios (seguridad, limpieza, mantenimiento, etcétera) con el fin de proteger su reserva de caja para hacer frente al impacto de la crisis de la Covid-19, según aseguró la compañía en un hecho relevante remitido este jueves a la CNMV. Y es que las medidas de restricción de tráfico aéreo adoptadas tras la declaración de alarma ha producido una disminución del volumen de pasajeros en los aeropuertos españoles del 97%. Es decir, solo 3 de cada 100 viajeros pisan los aeropuertos respecto a hace exactamente un año.

Entre la batería de medidas presentada por el gestor aeroportuario para contener los costes, no se hace referencia a la presentación de ningún expediente de regulación de empleo (ERTE). Respecto al dividendo, asegura que “evaluará” una propuesta cuando celebre la junta general de accionistas, que estaba programada para el 31 de marzo, pero fue pospuesta sin fecha.

El consejo de administración de Aena propuso distribuir un dividendo de 7,58 euros brutos por acción con cargo al resultado del ejercicio 2019, en el que obtuvo un beneficio neto de 1.442 millones de euros, un 8,6% más que en el ejercicio anterior. Este dividendo, que supone distribuir el 80% del resultado neto y representa un incremento del 9,4% respecto al ejercicio anterior, supondría unos ingresos directos para el Estado de 580 millones de euros, al ser propietario del 51% del gestor aeroportuario a través de Enaire.

La empresa ha resaltado que como consecuencia de las medidas adoptadas por el estado de alarma se ha visto afectada por una drástica reducción del tráfico aéreo y la práctica total paralización del negocio comercial en nuestra red de aeropuertos. El tráfico de pasajeros del mes de marzo en la red de aeropuertos españoles llevaba acumulada hasta el día 24 una caída del 45,5% respecto al año anterior, aunque ahora está prácticamente paralizado. Y ofrece un dato preocupante: en concreto, el martes día 24, la reducción de pasajeros fue de un 97% respecto al mismo día del año anterior.

Ante esta situación y debido a que no se sabe cuándo remitirá esta tendencia, la sociedad deja sin validez la estimación de tráfico y las perspectivas de negocio para 2020 que hizo públicas a finales del mes de febrero, “sin que sea posible cuantificar una estimación razonable de las mismas para el conjunto del año”.

La empresa ya ha adoptado una serie de medidas para asegurar la operatividad de sus servicios y la disponibilidad de liquidez en el corto y medio plazo. El pasado lunes, día 23, anunció que concentraría su actividad dejando operativos solo una terminal en los grandes aeropuertos como el de Madrid-Barajas o El Prat de Barcelona.

Renegociación de contratos

En cuanto al plan de ajuste de contratos y contrataciones, Aena cuantifica su efecto en una reducción de la salida de caja mensual promedio por gastos operativos de 43 millones de euros aproximadamente. Por su parte, la paralización del programa de inversiones supondrá una reducción mensual de las salidas de caja promedio de aproximadamente 52 millones de euros.

Aena asegura que actualmente dispone de caja y facilidades crediticias por importe de 1.350 millones de euros, a las que se añaden su capacidad de realizar emisiones a través del programa de Euro Commercial Paper (ECP) de hasta 900 millones de euros, de los cuales se han emitido 350 millones.

La emisión de nuevos pagarés se evaluará en función de la disponibilidad de este mercado. En este sentido, explica que se encuentra en negociaciones muy avanzadas con varias entidades financieras para la obtención de nuevas facilidades y préstamos.

Leave a Reply