Dos jóvenes entran en prisión tras agredir un Guardia Civil que acudió a disolver una fiesta

Dos hombres y dos mujeres fueron detenidos en Torrevieja por celebrar una fiesta en una vivienda a pesar de las restricciones dictadas por el estado de alarma. Además, uno de los agentes de la Guardia Civil recibió un puñetazo en la intervención y se vio obligado a pedir refuerzos.

Ocurrió el pasado jueves cuando los agentes fueron alertados por unos vecinos y acudieron a una vivienda donde se habían congregado varias personas llegadas desde otros domicilios para realizar una fiesta particular bastante ruidosa y molesta para los vecinos. Una vez constataron el alboroto, los agentes requirieron la documentación a los asistentes y les recordaron las limitaciones del estado de alarma.

Las cuatro personas allí presentes, dos hombres y dos mujeres, de entre 22 y 36 años, se negaron a identificarse en repetidas ocasiones. Uno de ellos «lanzó un puñetazo a uno de los agentes, que apenas pudo esquivar», según fuentes de la Guardia Civil. La situación se tornó más tensa en el momento de reducir a este joven, ya que el resto de sus amigos se abalanzaron sobre los agentes para impedirlo.

Tras la llegada de refuerzos, los cuatro fueron arrestados por un presunto delito de resistencia y desobediencia, y otro de lesiones. La jueza de guardia valoró el menosprecio absoluto que mostraron dos de los detenidos tanto hacia los agentes de la autoridad como al actual estado de alarma. Esta actitud, unida a la existencia de peligro de reiteración y fuga, hizo que se decretara el ingreso en prisión preventiva para ambos, a petición de la fiscalía.

Leave a Reply