Más de 130.000 bajas por Covid-19 y 50.000 solicitudes para el paro de los autónomos

Más de 50.000 autónomos han solicitado ya la prestación extraordinaria creada para este colectivo por la crisis del coronavirus. Así lo avanzó este miércoles en su comparecencia el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, quien también confirmó que se han tramitado ya más de 130.000 bajas laborales por accidente de trabajo a consecuencia de la pandemia y que,por tanto, abona desde el primer día la Seguridad Social.

Esto implica que la baja no se considera por enfermedad común, lo que permite al trabajador cobrarla desde el primer día y por un mayor porcentaje de su salario, en tanto que las empresas no deben abonar nada ya que es la Seguridad Social es la que asume el coste.Si no fuera así, en una baja por enfermedad común se cobra a partir del cuarto día, a no ser que el convenio al que se acoja el trabajador mejore esta cobertura. Entre el cuarto y el decimoquinto de baja, ambos incluidos, el abono de la prestación por esta incapacidad temporal corresponde al empresario para pasar después a pagarse desde la Seguridad Social.

Esta consideración ha supuesto un alivio para los costes de las empresas y también una mejora de las condiciones de la baja para los trabajadores afectados, que pasan a percibir el 75% de su base reguladora en lugar del 60%.

Confusión entre los autónomos

Por otro lado, el ministro se refirió a la confusión generada entre uno de los colectivos que más beligerantes está siendo con las medidas aprobadas por el Gobierno: los autónomos. En este sentido, Escrivá quiso aclarar que «en los últimos días han estado sometidos a desinformaciones que tendían a darles la impresión de que el nivel de prestaciones era inferior al que realmente es». Y explicó que cualquier autónomo que haya visto interrumpida su actividad, o reducida «de forma muy intensa», tiene derecho a una compensación que se acercará a los 950 euros, es decir, equiparable al actual Salario Mínimo Interprofesional (SMI). De esta cantidad, el ministro descuenta las cuotas que pagan los trabajadores por cuenta propia cada mes y de las que ahora se les exonera ahora y suma la prestación por cese de actividad, que será para quienes menos cotizan de al menos de 660 euros al mes. «Es una de las prestaciones más extensas, integrales y generosas de los países de nuestro entorno», presumió.

Preguntado sobre la situación de los autónomos a los que no les ha caído la facturación un 75%, pero sí un porcentaje considerable, Escrivá ha afirmado que el ingreso de referencia que se tiene en cuenta es el promedio del semestre anterior para que sea estable,no del mes anterior.

Leave a Reply