Puig anuncia la llegada este martes de dos aviones de China con material médico

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, compareció este domingo, tres horas después de que lo hiciera el jefe el Ejecutivo central, Pedro Sánchez, tras la videoconferencia con los presidentes autonómicos para analizar la crisis del COVID-19.

Puig se tomó su tiempo, quizá para respirar hondo y templar los nervios, porque no dudó en echarle en cara públicamente al Gobierno que no está satisfecho con el comportamiento del Ministerio de Sanidad.

Con tranquilidad y sin levantar la voz, el jefe del Consell, después de agradecer la labor que está realizando el Ministerio de Sanidad, afirmó que el material médico que suministra ese departamento «no es suficiente, es muy insuficiente».

Para poner remedio a esa insuficiencia, Puig, a renglón seguido, anunció la «Operación Ruta de la Seda». Un plan de compra de material médico a China que está previsto que llegue a Valencia «el próximo martes en dos aviones» fletados por la Generalitat. Más tarde indicó que los aviones arribarían «en tres o cuatro días».

Esta es una alternativa a la falta de suministros por parte del Gobierno central con la que intentan «conseguir los máximos recursos». Para eso «miramos todos hacia China que tiene la mayor capacidad de producción».

«Lo básico es que tengamos mascarillas, batas, equipos de protección, gafas, respiradores de proveedores chinos, tanto de lo que podamos importar como de lo que podamos producir nosotros, porque este es un combate a medio y largo plazo», dijo el presidente.

El jefe del Consell sí mostró su apoyo a Pedro Sánchez ante la prolongación del confinamiento de la población. «Hemos de contribuir a generar estabilidad y certeza con este nuevo plazo del estado de alarma. 15 días más 15 días que tienen que servir para que no haya 15 días más», dijo.

Puig se mostró partidario de endurecer el confinamiento reforzando los controles en la calle, reduciendo el transporte público, limitando el trabajo no esencial, racionalizar las salidas a la calle, y para eso se empleen mascarillas. También propuso aislar a los contagiados de las casas.

El presidente aseguró que reclamó a Sánchez que haga efectivo un adelanto del 50 % de la liquidación de 2018 y del Fondo de Liquidez Autonómico para poder pagar a las pymes, cuestión que no haría falta, indicó, si la Comunitat dispusiera de una financiación justa.

Reconoció que «tenemos días muy duros por delante. Nuestra curva va a crecer porque los impactos del confinamiento aún no se van a ver. Nos ha sobrevenido una situación más allá de lo que pudiéramos pensar». Destacó el «extraordinario» comportamiento de la sociedad, la labor del personal sanitario, «el ejército real» contra la pandemia, señaló que el sistema sanitario valenciano «no está estresado» y que la Conselleria de Sanidad ya tutela las residencias de mayores y las ha dotado de medios y sanitarios para tratar de atajar el problema.

Pandemia del coronavirus

Leave a Reply